Crianza

Crianza

Los cerdos destinados a Estirpe Negra son seleccionados por su conformación y su genética. Son criados en un entorno único, como es la dehesa arbolada de la zona sur de Extremadura. Gracias a una alimentación controlada desde lechones y su edad de sacrificio (12 – 14 meses) se obtienen cerdos óptimos para la elaboración de productos curados de la máxima calidad.

Los tres últimos meses de su vida, cuando la alimentación más influye en la calidad, los cerdos destinados a Bellota se alimentan exclusivamente de los frutos de las dehesas de encinas y alcornoques comiendo bellotas y hierba hasta que engordan los últimos 55 – 60 Kg. Esta alimentación, junto con el ejercicio físico que realizan para conseguir el alimento, hace que estos productos tengan una infiltración excelente y den el aroma delicado y afrutado típico de los productos de Bellota.